PEÑAS DE LA QUINIELA
EduardoLosilla.es
MI CUENTA
Un único acertante puede ganar
940.000€

Información

ATENCION: “El juego crea adicción y puede hacerte perder mucho dinero. Ante de que me pase esto prefiero que me parta un rayo…. en una tormenta donde se reparten premios”

LA FLECA MEETPOINT es el lugar de encuentro donde se reúnen las jugadas personales de su pronosticador. No se trata de una peña tradicional “al uso”, que abre todas las jornadas, que intenta recaudar lo máximo posible, que te promete máxima rentabilidad o que te dice que tiene el mejor sistema del mundo. No, no es eso. Simplemente es el lugar donde están las jugadas personales de un quinielista que, como todos, sueña con tener la BUENA SUERTE de hacerse algún día con un gran premio.

¿Sabíais que es mas probable que a uno le caiga un rayo a que te toque una quiniela de 14 y menos aun que le toque un Pleno al 15?. La probabilidad del 14 es de 1 entre 4.782.969 y la probabilidad de que, además, aciertes el Pleno al 15 es de 1 entre 76.527.504. ¡¡¡¡Mientras que la probabilidad de que te caiga un rayo es de 1 entre 3.000.000!!!!.

Si cuando no ganamos en la quiniela decimos que hemos tenido MALA SUERTE y si nos cayera un rayo también diríamos que hemos tenido MALA SUERTE. Entones ¿Dónde es mas probable tener BUENA SUERTE, jugando a las quinielas o estando bajo una tormenta con rayos?

La respuesta: en una tormenta con rayos. Porque tienes 2.999.999 posibilidades sobe 3.000.000 de que tengas la BUENA SUERTE de que no te caiga un rayo mientras que con el 14 solo tienes 1 entre 4.782.969 de tener la BUENA SUERTE de acertar y con el pleno al 15 tienes 1 entre 76.527.504 de tener BUENA SUERTE de acertar. Lo mires por donde lo mires, aunque la tormenta fuera de rayos que reparte premios, en 1 de cada 3.000.000 de los que caen, siempre tendrás mas BUENA SUERTE en una tormenta en la que te cayera ese rayo premiado que no jugando en las quinielas.

Y es así como contemplo mis jugadas personales….como si fueran tormentas donde los rayos son premios. De esta forma “mejoro mis posibilidades” de tener mas “BUENA SUERTE” que no si me quedara quieto esperando que el azar hiciera que me cayera ese rayo. No, no me quedaria quieto…analizaría donde están las mejores tormentas, y de estas seleccionaría las que están en el lugar del mundo donde caen mas rayos por kilómetro cuadrado….así que seleccionaría y me iría al lago Maracaibo, en Venezuela, donde caen al año 233 relámpagos por kilómetro cuadrado.

Y 233 relámpagos por kilómetro cuadrado es un rayo por cada 4.292 metros cuadrados, simple regla de 3. Fijaros si he incrementado las posibilidades de que me cayera un rayo “premiado”. ¡¡¡¡Como ocupo 1 metro cuadrado tendría 1 posibilidad entre sólo 4292 de que me tocara a mi!!!!!.

Aun así seguiría siendo difícil que me pillar ese rayo a la primera de cambio en el supuesto de que solo ocupara ese metro cuadrado. Si cada rayo cayera en un metro cuadrado distinto, necesitaría 4292 rayos para que uno me tocara a mi y cayera en mi pequeña parcela, si fueran jornadas quinielísticas equivaldría a toda una vida: 61 años( jugando 1 columna cada jornada en temporadas de 70 tormentas). Solo mi BUENA SUERTE diría cuando y en que orden esos rayos caerían.

Esto se puede mejorar con presupuesto. A más presupuesto, más metros cuadrados puedo ocupar y más aumentan mis posibilidades. Si tengo presupuesto para 20 metros cuadrados, mis posibilidades serian de 1 entre 214 (equivaldría a 3 años) y si el presupuesto me da para 60 metros cuadrados mis posibilidades serían de 1 entre 71 de que me pillara ese rayo. Necesitaría 71 relámpagos que equivaldrían a un año quinielístico. Así que paciencia que ¡¡¡buscando las buenas tormentas es posible conseguir que te pille un buen rayo!!!!

De esta forma volvemos a la advertencia del principio: “El juego crea adicción y puede hacerte perder mucho dinero. Ante de que me pase esto prefiero que me parta un rayo…. en una tormenta donde se reparten premios”

Y así es como enfoco yo mis jugadas….analizar en cada jornada por donde puede salir la jornada, diagnosticar donde pueden darse las tormentas, y entre estas tormentas seleccionar las que crea van a tener mas “rayos” por metro cuadrado (coloquialmente a esta zona las llamo “palangre”), ocupar mi pequeña parcela dentro de esta zona (tantas columnas como presupuesto tenga)….y que mi BUENA SUERTE haga que “me parta un rayo”.